BLOG

<< atrás

Concepto del mes de enero del 2014: MONTAÑA RUSA

Los arneses se enganchan. Los firmes chalecos salvavidas dan una agradable sensación de determinación pero también alimentan el miedo a la incapacidad. El arranque es un golpe. Después de todo lo consideramos como un golpecito de poca significancia. Tras una breve recta, empieza una subida empinada. Lento y seguro vamos acostumbrándonos a la altitud. Incluso hay momentos que disfrutamos de la vista. El mundo a nuestro alrededor se hace pequeño e insignificante.

Cuando se acerca la cumbre, de repente aceleramos. Todos están sorprendidos, pero resulta que estamos más cerca de lo que pensábamos. Respiramos hondo. Empieza la caída. La caída es una explosión de velocidad y ruido. Nos zumban los oídos y nuestros ojos pierden criterio. Otros nos han contado que ahora viene una escalada que tendría que ser fácil gracias a la marcha que nos da el descenso actual. Pero ralentizamos mucho antes de que comience el ascenso. ¿Nos quedará suficiente velocidad? Quedamos congelados de miedo en esta montaña rusa.

El término ‘montaña rusa’ procede de la referencia al que el tren sigue un recorrido parecido a los toboganes de madera populares en la Rusia del Siglo XVII. Hoy es el término que todos, de buenos amigos hasta compañeros de infortunio desconocidos, emplean para describir nuestra situación. Magníficos altos y pésimos bajos, verse sacudidos, dispararse hacia adelante y caerse hacia atrás, entiendo lo que quieren decir. Los compañeros de infortunio nos predicen una tendencia hacia arriba. Que disfrutaremos del viaje, por muy infinitos los rizos y agobiantes los tirabuzones que nos esperen. Menos mal que lo hacemos juntos. Mi chica y yo estamos más acurracados que nunca, a través de los arneses.

Cuando era niño, no me atrevía subir a una montaña rusa que me dejara cabezabajo. Ahora que tengo uno, es la única manera. Siempre que su madre me acompañe.

Viena, hace un año
Viena, hace un año
<< atrás

Pepijn de Boer MA

T: +31 (0)20 3201326

© 2009 LangPep.nl - design by rem-art - powered by webenable