BLOG

<< atrás

Concepto del mes de enero del 2013: BOLSA DE ASPIRADORA

Mi casa suele ser un batiburrillo. Hay sillas en sitios extraños, el escritorio está lleno de trastos y el vestíbulo es un aparcamiento de objetos inútiles. Pero lo peor es el polvo (véase blog de junio 2010). Se acumula día tras día a toda velocidad. En parte es porque el sol muchas veces bendice mi balcón con sus rayas (véase blog de agosto y septiembre 2012) y en parte es porque mi vivienda está mal aireada y por ende es muy húmeda. Mi aspiradora no es el problema. La utilizo a menudo, al igual que me mola fregar los platos (véase blog de noviembre 2012). Además de un filtro hipoalérgeno, un modo de aspiración ecológica y cómodas extensiones aptas para variadas superficies, dispone de una excelente bolsa de aspiradora.

Un día vi un anuncio en el que una mujer desgarraba una bolsa de aspiradora. Estaba buscando una colilla a la desesperada. La encontró, rodeada por nubes de porquería del suelo posiblemente acumulada durante meses. Aunque yo nunca he fumado, entiendo el sentimiento. Registrar tu propia basura es una alta forma de autoreflexión.

Mi primera aspiradora no tenía bolsa. Así ahorraba material y el viaje anual a una de esas tiendas extrañas. Aparte de eso, no tenía valor, ya que la caja de plástica que recogía la suciedad tenía que vaciarse en algún sitio. Y al hacerlo, por lo menos la cuarta parte de ella volvía directamente a las vías aéreas. No, gracias, yo prefiero una bolsa de aspiradora.



<< atrás

Pepijn de Boer MA

T: +31 (0)20 3201326

© 2009 LangPep.nl - design by rem-art - powered by webenable