BLOG

<< atrás

Concepto del mes de diciembre del 2009: GROGGY

Diciembre me resulta un buen mes para estar resfriado. Para mi mayor gozo, tomo un grog todos los días. Zumo de limón o lima fresco, agua hirviendo, una cucharada de miel, una gota de ginebra y ¡a disfrutar! Al beberlo, se te dispara en la boca una furiosa batalla entre lo dulce y lo agrio, que hace que se te baile el cerebro. Te deja agradablemente lánguido y medio dormido. Hay una palabra para esto: groggy.

Groggy es una palabra inglesa, pero ya se usa con la misma frecuencia en castellano y holandés. Cuando un futbolista con su cabeza da contra otra o un fuerte balonazo, se queda “un poco groggy.” El médico le pregunta por el marcador. Tras la respuesta correcta puede seguir.

Groggy. Suena como un juguete, porque estar groggy no es grave. Sabes qué lo causó y se te pasa pronto. El amor te puede dejar groggy también. Un beso enamorado te marea como si acabas de tomarte diez grogs. Agridulce despegue como un cormorán que va rumbo hacia un aterrizaje suave.

Un cormorán en el parque
Un cormorán en el parque
<< atrás

Pepijn de Boer MA

T: +31 (0)20 3201326

© 2009 LangPep.nl - design by rem-art - powered by webenable