BLOG

<< atrás

Concepto de los meses de febrero, marzo y abril del 2012: DIARIO

Vivir excede contarlo, digo a menudo. Se puede considerar extraño para alguien que ama escribir y disfruta de hablar mucho. Empleo este adagio cuando me falta el tiempo para escribir. Mi blog lleva un retraso de tres meses, sobre películas sólo hablo e incluso me salto alguna crónica futbolística. La disciplina en la que más me he cortado, sin embargo, es una forma de la escritura libre primaria. Me refiero al diario.

A los dieciocho años abrí mi diario. Antes me limitaba a redactar una historia de fantasía para el colegio o tomar notas de acontecimiento que me impresionaban. Para mi, los diarios eran para las adolescentes, los enfermos terminales y los exploradores. Pero después de mis primeras semanas en la universidad, comencé a escribir un informe diario de mi vida. Puede que yo experimentase aquella época como un viaje de exploración. O simplemente tenía el urge de contar algo todos los días.

Empleaba un estilo telegrama, usando sobre todo participios pero mencionándolo todo : “Levantado nueve y media. Desayunado. Ido de compras. Estudiado. Caminado a estación.”

Dos años después, me mudé a Vitoria y era evidente que continuara el diario. Todavía me divierto leyéndolo, aunque el estilo telegrama a veces provoca más preguntas de lo que da respuestas.

Debido a, y a veces no teniendo nada que ver con varias circunstancias, después he interrumpido y reanudado mi diario en numerosas ocasiones. Sobre un cuarto de los 15 años que pasaron tras mi primera entrada, el estilo dio una vuelta drástica. Desde entonces intento escribir de modo estético y elaborado sobre una selección de sucesos.

La verdad es que al acabar este blog ya me apetece hacer una entrada en mi diario. Simplemente porque me encanta escribir. Pero tal vez lo dejo para más tarde. Para cuando vuelva a experimentar contarlo como vivirlo.



<< atrás

Pepijn de Boer MA

T: +31 (0)20 3201326

© 2009 LangPep.nl - design by rem-art - powered by webenable